3 Consejos para tener unas pestañas perfectas

Lo primero que vemos en una persona es su mirada, de ella va a depender tu primera impresión, así que ¿por qué no hacer que sea fantástica? No porque uses la máscara de pestañas cada día quiere decir que lo hagas bien. ¿Tus pestañas no están del todo largas y voluminosas? ¿Te aparecen grumos? En este artículo te mostraremos algunos consejos para tener unas pestañas perfectas.

El cuidado de las pestañas es indispensable para tener una mirada sexy, directa y limpia. Por suerte, contamos hoy en día con las máscaras de pestañas que, consiguen efectos casi mágicos, sumado a los tintes, rizadores y postizas lo cual hacen que puedas tener unas pestañas infinitas.

Las pestañas postizas se han convertido en tendencia para lucir una mirada espectacular. Despiertan y amplifican la mirada. Para conseguir el efecto de pestañas postizas también existen otras estrategias y tratamientos que funcionan.

Unos trucos muy útiles para exhibir unas pestañas magnificas es utilizar aceite natural una o dos noches por semana para hidratarlas. Otra buena opción es la vaselina blanca, lo cual te dará un efecto de pestañas postizas.

pestañas perfectas

Trucos para las pestañas:

1. Aplicación de la máscara de pestañas:

– Antes de la máscara, es conveniente aplicar una base para pestañas con efecto variado que les de volumen, las separen, defina el rizo y no deje grumos al aplicar el color.

Limpia la punta del aplicador siempre con un papel antes de comenzar.

La máscara de pestañas se fija desde la raíz hasta las puntas, de abajo a arriba. Debes comenzar desde la parte inferior, pegada al párpado, realizando movimientos pequeños en zig-zag. Utilízalo en forma horizontal para separar, ampliar y alargar. Posteriormente, lleva el aplicador hacia las puntas estirándolas, este último paso lo debes hacer una sola vez para así evitar que el producto se acumule en el exterior creando pegotes.

– La máscara de pestañas debe ser aplicada después de las sombras de ojos y del eyeliner, como toque final.

Si quieres coger más máscara, no metas y saques el aplicador varias veces ya que así sólo conseguirás secarlo. Si necesita más, mete el cepillo como si fueras a cerrarlo, y gíralo de lado a lado, como si fueras a cerrar el tubo.

– Dependiendo del efecto que quieras conseguir o de la forma de tus ojos así deberás mover el cepillo aplicador.

Si deseas unos ojos rasgados fija la máscara desde la mitad del ojo hacia afuera alargando y estirando especialmente las pestañas de las esquinas superiores.

Si deseas unos ojos un poco más redondos y crear un efecto de muñeca, aplica la máscara moviendo el cepillo de forma paralela a la línea de las pestañas arriba y en las de abajo.

– Si deseas agrandar tu mirada, aplica máscara de pestañas en toda la línea baja de las pestañas inferiores.

2. Cepillos:

Cepillo cono: Este consigue más curvatura, un poco de rizado y un extra de intensidad en la parte exterior de las pestañas, es decir, crea una mirada más alargada.

En espiral: Es de mucho más volumen. Se fija más cantidad de producto de una vez para así dibujar las pestañas en tres dimensiones.

Cepillo recto: Este es muy útil para lograr más densidad en las pestañas. Es magnífico para las pestañas escasas ya que mancha más y crea una sensación de mayor cantidad.

3. Rizador de pestañas:

– El rizador debes utilizarlo sobre las pestañas limpias, antes de fijar la máscara, y también sin restos de cremas, desmaquillantes, entre otros.

– A pesar de que atemoriza un poco, el rizador se utiliza con los ojos abiertos, pero solamente en las pestañas superiores.

Coloca las pestañas en medio del rizador, lo más cerca posible del párpado pero sin tocarlo.

Aprieta firmemente el rizador y aguanta varios segundos; al retirarlo te darás cuenta cómo las pestañas se han curvado hacia arriba. Repite el procedimiento si es necesario y hazlo en dos o tres partes como te explique anteriormente.

– Es importante que no aprietes los párpados al momento de rizarlas, debido a que puedes debilitarlas.

– Todos los rizadores poseen unas almohadillas en cada lado; lo cual evitan que al cerrarlo, se corten las pestañas. Asegúrate de que siempre estén blanditos y en buen estado para que no se dañen.

Si tus pestañas son demasiado tiesas, calienta el rizador con un secador antes de aplicarlo en tus pestañas.

– Existen rizadores metálicos, de plástico y rizadores de esquinas (solo para las pestañas exteriores). No compres cualquiera, las curvas del rizador dependen mucho de las marcas. Yo te recomiendo que optes por marcas de maquillaje profesionales como: MAC, Sephora, Lancôme, Bobby Brown, Beter y Burlesque Madrid.

ESCRIBE UN COMENTARIO